¿Donde me he metido?

Muy buenas, de nuevo se abre la escotilla del bunker, esta vez de manera remota a mas de 4.000 km de distancia, en Tirana, capital de Albania, un pequeño país  con apenas 3 millones de habitante y una superficie similar a la de Galicia.

Para recorrer esos 4.000 km, nada como escoger las opciones económicas, más de 20h de viaje (entre trenes, aviones y las eternas escalas).

T2 Barajas

Una vez llegas a Tirana, lo primero que piensas es ¿En donde me he metido?, recuerdas todos esos videos de rusos al volante y te das cuenta de que esta, es su cantera. Los semáforos y señales de tráfico son orientativas y a pesar de que Albania es el 2 país más pobre de Europa, por la calle solo ves coches de lujo y un sinfín de Mercedes y BMWs de alta gama.

Aquí un ejemplo del gran contraste, una casa que se cae, pero el mercedes a la puerta
La seguridad aquí brilla por su ausencia

Una vez acostumbrado a  esta jungla del asfalto, te das cuenta de que es un país joven, lleno de vida en sus calles y en constante cambio desde que en el 92 se convirtiera en una república dejando atrás mas de 40 años de comunismo.

Cada calle es diferente y esta llena de puestos donde puedes comprar casi de todo

Sus recuerdos están muy presentes y simplemente con un paseo por el centro, te encuentras con esa arquitectura comunista con grandes avenidas franqueadas por edificios gubernamentales, ‘La piramida’, una colosal estructura de hormigón con forma de pirámide construida en la década de los 80 como museo de Enver Hoxha y que en la actualidad no es más que un recuerdo del pasado al igual de los mas de 700.00 bunkers que hay por todo el país que pretendían proteger a los albaneses de una hipotética invasión.

Avenida principal de Tirana
Pirámide de Tirana
Bunker everywhere
El contraste de la vieja Tirana con la nueva capital que mira a Europa

Respecto a la gente, pese todo lo que puedas leer de Albania y su fama por exportar delincuentes, en España una banda de ladrones da mucho mas miedo  sin son de origen ‘Albanokosvares’, en ningún momento te sientes inseguro, por lo general son muy amables y hospitalarios, y aunque la mayoría de Albaneses de más de 25 años no saben ingles son capaces de dedicarte 10′ de su día para acompañarte hasta el lugar por el que le preguntaste o llamar a algún familiar para preguntar por él.

Aunque no siempre les gusta ser fotografiados

 

la mayoría te saludan y te preguntan de donde vienes y a que

 

 

Otra cosa que sorprende es ver los parques hasta la bandera con grupos de jubilados jugando todo tipo de juegos de mesa.

 

Las calles están llenas a todas horas

Hasta aquí mis primeras 48 horas en Tirana, nos vemos en la próxima entrada hablando de Tirana  y sus contrastes.

Albania vive con su orden dentro del desorden

Namaste

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: